Yolanda Gimeno · Jul 31, 2019 at 10:52
En las redes de riego presurizadas desgraciadamente es muy complejo saber si hemos realizado correctamente un tratamiento. El dimensionamiento de las redes, generalmente sobredimensionadas, hace que si no se hace un correcto análisis de presiones no se observen perdida de calidad de riego aunque se tenga mejillón cebra fijado a las tuberías de la instalación. Un tratamiento puede no funcionar, producirse fijación de mejillón cebra en la instalación y observarse un correcto riego. Solo con el paso de varios años se observará desprendimiento de “bolas” ejemplares y obturaciones. El muestreo diferencial de larvas puede ayudarnos a monitorizar nuestra res y observar si existen colonias de adultos intermedias. Aunque es un método muy impreciso nos da una idea de nuestra situación. El proyecto Irrizeb está avanzando para poder detectar la presencia de mejillón y determinar la efectividad de los tratamientos mediante el análisis de presiones en la red.

Yolanda Gimeno - Riegos del Alto Aragón