LA UNIÓ pide a la Generalitat una campaña como la que ha hecho el Govern de Balears para evitar que las monodosis de aceite hagan desaparecer las botellas en la hostelería y restauración

LA UNIO - 02 Jul, 2020
  • 1323
  • 0

Las monodosis benefician a las grandes corporaciones olivareras y perjudican a la mayor parte de nuestros productores-envasadores

LA UNIÓ de Llauradors ha solicitado a la Generalitat -a través de la Conselleria de Agricultura-que realice una campaña en la Comunitat Valenciana como la del Govern de Balears para promocionar el uso de botellas de aceite en la hostelería y la restauración y no se priorice el uso indiscriminado de monodosis como se está haciendo ya que evita la diversidad, perjudica a la calidad pues muchos de ellos no son vírgenes extra y no se reduce el impacto ambiental que generan los envases de un solo uso.

El uso masivo de las monodosis de aceite beneficia a las grandes corporaciones olivareras que tienen una gran capacidad inversora y crea un grave perjuicio a la mayor parte de productores y envasadores de la Comunitat Valenciana al no poder competir en igualdad de condiciones. No es extraño acudir ahora a cualquier restaurante o bar de nuestra comunidad autónoma y observar que tienen las mismas monodosis en la mayor parte de ellos.

Con la declaración del estado de alarma por la Covid-19 se establecía por parte del Gobierno de España, en relación a las medidas de higiene y/o prevención en la prestación del servicio en terrazas, que “se tendrán que eliminar los productos como las vinagreras, aceiteras, y otros utensilios similares, priorizando las monodosis desechables o su servicio en otros formatos bajo petición del cliente”. Esta redacción, a pesar de ser ambigua, no afecta al uso de botellas no rellenables. El Acuerdo de 19 de junio de 2020, del Consejo, sobre medidas de prevención frente a la Covid-19 continúa estableciendo como condición que se tiene que respetar en la hostelería y la restauración la prioridad de uso de productos monodosis desechables, o su servicio en otros formatos bajo petición del cliente, para dispensación de servilletas, palillos, vinagreras, aceiteras y otros utensilios similares. También resulta ambigua su redacción, pero no descarta para nada el uso de las botellas no rellenables.

Así lo ha interpretado el Gobierno de Baleares que ha lanzado una campaña sobre el uso del aceite de Mallorca en la restauración, en la que informa a los hosteleros y restauradores que pueden continuar ofreciendo aceite en el envase de botella de siempre y que su uso es sanitariamente seguro y correcto con unas simples normas de prevención.

LA UNIÓ pide extender esta campaña a nuestro ámbito geográfico y considera que en los bares, restaurantes y hoteles de nuestro territorio se puede ofrecer y pedir aceites valencianos con total seguridad con unas sencillas normas de prevención y que ahora que estamos ya en la nueva normalidad se hace más necesario para evitar esta tendencia de uso de monodosis con la sensación de que son más seguros.

La organización considera que “no se puede echar por tierra todo el trabajo de promoción que se ha venido efectuando estos últimos años por parte de un numeroso grupo de emprendedores que han intentado, con un importante esfuerzo e inversión, sacarle un valor añadido a su producción de aceite y que han apostado no solo por la calidad sino también por la distribución de proximidad.

Cabe señalar que el sector del aceite de oliva de la Comunitat Valenciana atraviesa un mal momento con una caída sin frenos de los precios para los productores, agravada por el cierre del canal Horeca durante tanto tiempo. Circunstancias como la potenciación de las monodosis no ayudan sin duda a su recuperación.